Cerbaiona: el rincón privilegiado de la sangiovese

Cerbaiona: el rincón privilegiado de la sangiovese

La altitud, las inclinadas pendientes y los suelos pobres de esquistos muy pedregosos con algo de arcilla, conocidos localmente como galestro, convierten a este enclave de la Toscana en un sitio privilegiado para el sangiovese. Cerbaiona elabora un Brunello di Montalcino y, en algunas añadas, algunas botellas de rosso. 

Su viñedo está dividido en 3 bloques plantados en 1978, 1986 y 2000, a una densidad de 3600 plantas por hectárea. Respecto a la elaboración, la uva se despalilla íntegramente y fermenta espontáneamente por parcela en tinos cónicos de madera. Posteriormente, los vinos se trasiegan a fudres de roble de Eslavonia, donde permanecen durante 30 meses.  

Existe documentación del año 1600 que menciona la existencia de una granja en el paraje de Cerbaiona. El lugar se encuentra situado al noroeste del pueblo de Montalcino, a 400 metros de altitud, una ubicación considerada alta en la denominación. Diego Molinari adquiere la propiedad en 1977 y decide replantar y expandir el viñedo. 

La primera añada nace en 1981, con buenos resultados desde el principio. En 2017 se plantó una hectárea y media adicional en la pendiente más empinada de la propiedad, justo encima de la casa. En el 2015 Molinari decide vender la propiedad a los inversores norteamericanos Gary Rieschel y Matthew Fioretti, con Maurizio Bovini a cargo de la viticultura y la elaboración de este vino complejo y profundo, persistente y con un final fresco.

¿Quieres estar al día de todas las novedades del mundo del vino? Suscríbete a nuestra newsletter
Otros artículos que te pueden interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba