Xavier Monnot, seis generaciones dedicadas al vino en Borgoña

Xavier Monnot, seis generaciones dedicadas al vino en Borgoña

Con una impresionante colección de viñedos, Xavier Monnot se ha ido situando discretamente como uno de los elaboradores más respetados de la Côte de Beaune. La bodega, que hasta 2006 solía llevar el nombre de su abuelo René Monnier, está situada en Mersault. Los orígenes de los Monnier en la viticultura se remontan al año 1723. Xavier se incorporó a la bodega a mediados de los 90 al terminar sus estudios de enología, convirtiéndose así en la sexta generación de su familia involucrada en el vino. 

Domaine Xavier Monnot cuenta con 17 hectáreas de viñedo que se extienden de Beaune a Maranges. El 60% ciento de la producción de la bodega es blanco, con diversas parcelas situadas en Monthelie, Meursault, Chassagne-Montrachet y Puligny-Mondrachet. Entre los principales Premier Crus destacan Meursault Charmes (1,8 hectáreas), Saint Aubin En Remilly (0,20 hectáreas) y Puligny-Montrachet Les Folatières (0,83 hectáreas). En Village blanco posee parcelas en Mersault Chevalieres (2,40 hectáreas), Mersault Limozin (0,63 hectáreas), Chassagne-Montrachet (0,24 hectáreas) y Monthelie Duresses (0,47 hectáreas).

 

En bodega los blancos se prensan delicadamente, se desfangan y arrancan la fermentación en barrica de forma espontánea. Al principio se remueven las lías y una vez terminada la fermentación maloláctica se disminuye el battonage considerablemente. Xavier envejece sus villages en un 25% de madera nueva, mientras que sus Premier Crus lo hacen en un 30-35% y los regionales cuentan con alrededor de un 10-15%. La madera está escogida con sensibilidad y no es llamativa y, en cualquier caso, aporta positivamente al vino.  

El 40% restante de la producción de Xavier es tinto, procedente de parcelas distribuidas en cuatro pueblos: Beaune, Pommard, Volnay y Maranges. Entre sus tintos más destacados están el Monopole Maranges Clos de La Fussière (1,01 hectáreas) y Volnay Clos des Chênes (0,75 ha). Para la elaboración de estos vinos normalmente despalilla, aunque en algunas añadas puede añadir hasta un 20% de raspón. Las uvas maceran en frío de 3 a 5 días. La extracción se hace mediante bazuqueos mínimos diarios. Después del prensado, los vinos permanecen entre 12 y 14 meses en barricas, donde la proporción de nuevas es la misma que en los blancos. Los vinos de Monnot son, en palabras del escritor y divulgador Jasper Morris, “maduros y con una tensión admirable”. 

¿Quieres estar al día de todas las novedades del mundo del vino? Suscríbete a nuestra newsletter
Otros artículos que te pueden interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba